Trackers: Componer música por ordenador

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trackers: Componer música por ordenador

Mensaje  Alpinador el Sáb 21 Jun 2014 - 3:07

Articulo Extraido del BLOG EMEZETA en: EMEZETA Blog de Manz

¿Te dicen algo los nombres Protracker, Fasttracker II, Scream Tracker 3 o Impulse Tracker? MOD, XM, S3M, IT. Repaso a la historia de los trackers más populares.

Los geeks más veteranos quizás sepan de que hablo si menciono formatos de archivo como MOD, XM, S3M o IT, cuatro de los formatos más populares de la época tracker. Sin embargo, muchos otros, probablemente no tengan ni idea de a qué me refiero. Estoy hablando de los trackers musicales, unas aplicaciones para crear música que se convirtieron en un fenómeno muy de moda en la década de los 90.



Surgieron muchas aplicaciones de este estilo, las primeras a finales de los 80, pero las más populares durante la década de los 90. Actualmente, aunque no existe la fiebre que hubo hace varios años, se siguen utilizando muchos trackers y algunos de ellos aún siguen desarrollándose.

Introducción: Los trackers y sus características Estos programas permitían crear canciones (módulos), mediante una serie de «partituras» cronológicas (patterns) dónde el músico especificaba las notas del instrumento que seleccionaba, que no era más que muestras de sonido previamente grabado (samples) con un editor de sonido. A estas notas se le podían aplicar ciertas variaciones como el volumen, tono, repetir indefinidamente (looping) o jugar con el estéreo (panning), entre otros. Cada canción (módulo) tenía a disposición varios canales con los que podíamos jugar y aplicar un instrumento diferente en cada uno, que finalmente se mezclaría para obtener la canción resultante. Remarcar también el MP3 no se inventaría/extendería hasta después de 1993, por lo que estos archivos eran toda una revolución musical para muchos.




Para situar a los que no vivieron este fenómeno, se podría decir (a grandes rasgos) que se convirtió en algo similar a la comunidad del software libre, ya que cualquier persona podía crear o modificar canciones, reutilizar samples o aprender de otros observando las técnicas utilizadas en cada módulo. En España se hizo muy frecuente la contribución de módulos y trackers por distintos medios, como por ejemplo, por parte de los lectores mediante concursos de la revista PCManía. También fue muy frecuente relacionarlo con el movimiento de la demoscene.



A pesar de ser un concepto relativamente sencillo, daba para mucho. Permitía una libertad de creatividad casi infinita a cualquiera que se atreviese a crear módulos con estas maravillosas aplicaciones que nacieron en la época del Commodore Amiga.

1. Los clásicos (Commodore Amiga) Aunque en este artículo me voy a basar más en la época de los 90, con los trackers que más populares se hicieron, no podemos olvidarnos de sus padres. El primero de ellos fue el siguiente, programado para Commodore 64:



A partir de entonces, se crearía una explosión de trackers muy similares, como Oktalyzer (1988), NoiseTracker (1989), OctaMED (1989) entre muchos otros, todos ellos para Amiga. Poco a poco, irían evolucionando a la plataforma PC, que comenzaba a dominar a pesar de no destacar en el apartado sonoro hasta la aparición de las primeras Sound Blaster. Un tracker para Linux que intenta emular este clásico es Soundtracker.


Amiga Protracker (1990)
Quizás, uno de los más populares antes de pasar a la época del DOS fue Protracker, un tracker que utilizaba la interfaz del Noisetracker con unas funcionalidades bastante interesantes. Además, era de los primeros en incorporar un editor de samples en el propio programa, no sólo la opción de importarlos.



Fue uno de los primeros trackers en popularizar el formato MOD. Sus primeras versiones soportaban hasta 4 canales y 15 instrumentos. Algunos eran capaces de hacer auténticas maravillas con sólo 4 canales. Aunque la versión original del tracker era para Amiga, existe un remake para Windows actuales: Protracker Rewrite (2000), que es la que se puede ver en la imagen superior.


FastTracker II (1998)
Quizás uno de los más conocidos fue Fasttracker II. Impulsor del formato XM (eXtended Module), incorporaba muchas mejoras, a parte de ser uno de los trackers que más aceptación tuvo en su momento y que muchos recordarán con cariño.



Su primera versión, FastTracker I, apareció en 1993, aunque fue la segunda la que consiguió extenderse entre la comunidad de trackers.


Scream Tracker 3 (1994)
Otro de los populares por excelencia fue Scream Tracker. Su primera versión utilizaba el formato STM, que fue reemplazado por el formato ST2 (Scream Tracker 2, 1990) para finalmente quedarse en el formato S3M (Scream Tracker 3, 1994).



Permitía hasta 100 instrumentos, 32 canales y 100 patterns, lo que le daba bastante ventaja sobre otros trackers. Además, su interfaz marcó un antes y un después en el mundillo, como iremos viendo a lo largo de este artículo.

Imago Orpheus (1995)
Quizás uno de los trackers menos conocidos fue Imago Orpheus. Muy similar en interfaz a Scream Tracker, con un aspecto más organizado. Utilizaba el formato IMF (IMago Format) y se distribuía con una aplicación hermana llamada Imago Wave, diseñada para la edición de samples para instrumentos.




Impulse Tracker 2 (1999)
Y en todo listado que mencionemos a Scream Tracker no puede faltar el popular Impulse Tracker, su sucesor en alma y espíritu, ya que la interfaz es un clon del Scream Tracker. En realidad, su primera versión apareció en 1995, aunque es en 1999 cuando se lanzó su última versión. Utiliza el formato IT, el cuál también mejoraba sustancialmente otros formatos de módulos anteriores.




SoundClub (1993)
SoundClub fue otro tracker similar de la época del DOS que se salía un poco de la categorización general. Cambiaba un poco el sistema de los trackers tradicionales por otro un poco más visual e intuitivo, pero proporcionando las mismas herramientas. Utilizaba archivos de formato SN, aunque también podía cargar otros como MOD o CMF.




DigiTrakker (1997)
Para terminar, mencionar también DigiTrakker, uno de los últimos programas del estilo para DOS que no tuvo la popularidad de los anteriores, pero que también consiguió hacerse con parte de su público.



3. Los modernos (Windows / Otros)

Con el paso del tiempo, Windows reemplazó al antiguo MS-DOS, por lo que los trackers también evolucionaron, incluso a aplicaciones multiplataforma en algunos casos: OpenMPT (1997) Anteriormente llamado ModPlug Tracker (1997) fue, posiblemente, uno de los primeros trackers para Windows más completos y extendidos, permitiendo una amplia variedad de funcionalidades, entre las que se encuentran abrir (y guardar) en formatos comunes como MOD, S3M, XM o IT, soporte de archivos MIDI (incluso utilizando bancos de sonido DLS), así como abrir de forma paralela varios módulos simultáneamente.



Su desarrollo original fue abandonado en 2004, por lo que su autor lo cedió como software libre, transformándose posteriormente en OpenMPT (Open ModPlug Tracker), uno de los trackers más activos actualmente.

Para comodidad de los usuarios y mejor aprovechamiento del espacio en disco, muchos reproductores de música comenzaron a soportar formatos alternativos MDZ, S3Z, XMZ, ITZ, que no eran más que los propios formatos MOD, S3M, XM e IT realizando una compresión ZIP.


MadTracker 2 (2001)
Poco después del excelente tracker para Windows, ModPlug Tracker, apareció otro que dió mucho de que hablar: MadTracker, que pronto se convirtió en MadTracker2. Era ligeramente más pesado que otros, pero una excelente aplicación para Windows con cantidad de funcionalidades y opciones, además de un nuevo formato: MT2.




BeroTracker (2004)
BeroTracker es una versión minimalista para Windows con lo justo y necesario para componer canciones a la vieja usanza, esta vez en un entorno Windows. Es capaz de cargar módulos de prácticamente todo tipo, así como guardar en MOD, XM, S3M, IT y en un formato propio BRT, sin límite de canales.



Incorpora una gran cantidad de filtros, extensiones y soporte avanzado de sonido, así como soporte para MIDI. Además, también tiene una versión que simula el interfaz del Impulse Tracker, ideal para usuarios de Windows que siguen enamorados de este tracker de MS-DOS.


MilkyTracker (2005)
En los últimos trackers citados para Windows habremos observado que en general, las funcionalidades y capacidades han mejorado sustancialmente. Sin embargo, a la misma vez, también se ha perdido la esencia y el encanto de los antiguos interfaces de usuario. MilkyTracker intenta evitar esto, manteniendo un interfaz clásico a la vez que soporta su utilización en entornos como Windows, Linux, Mac o incluso Haiku.



Entre sus características nos podemos encontrar una versión portable, reproducción de varios módulos simultáneos (por pestañas), soporte de lectura de más de 30 formatos, entre muchas otras. También está disponible MilkyTracker para Android.

Skale Tracker (2005)
Otro tracker interesante para Windows con una interfaz algo futurista es Skale Tracker, el cuál planeaba ser el relevo del Fast Tracker II, sin embargo, acabó siendo un tracker completamente independiente. Es compatible con plataformas Windows.




FamiTracker (2006)
Si utilizas Windows y estás cercano al mundo de Nintendo, te encantará este tracker. Su nombre proviene de Famicon, el nombre japonés (Family Computer) de la consola NES. Famitracker es un tracker diseñado para la creación de música para NES, pudiendo ser guardada en formato NSF (Nintendo Sound Format) o FTM, el cuál puede ser reproducible en hardware NES. Tiene soporte para MIDI y es software libre.



Mencionar también un fork de Famitracker llamado Famitracker-cx (aparentemente, abandonado). Otro software similar más conservador podría ser Nerd Tracker II.


NitroTracker (2006)
Si tienes una Nintendo DS y te gusta la edición de música con los clásicos trackers, puedes darle una oportunidad a Nitrotracker, con el cuál podrás componer música en cualquier lugar, siempre y cuando te quede batería. Es software libre y su proyecto está alojado en Nitrotracker en Google code.




ChibiTracker (2006)
ChibiTracker es un excelente clon de Impulse Tracker para equipos actuales, y con funcionalidades novedosas de las cuales carecían los clásicos trackers. Llama la atención por su sistema de skins, donde puedes imitar la interfaz del Impulse Tracker, Fast Tracker o utilizar la propia.



Es software libre y está disponible para Windows, Mac, Linux y BeOS, entre otros. Otro software similar a este es Graoumf Tracker.

Klystrack (2010)
Klystrack es un tracker ideal para componer las clásicas chiptunes desde un entorno acorde, compatible con sistemas actuales. Klystrack puede funcionar perfectamente en Windows, Linux o Mac, pudiendo leer formatos como MOD o XM, y guardar en formato KT. Está basado en el AHX de Amiga.



Schism Tracker (2010)
Schism Tracker intenta recuperar el espíritu del Impulse Tracker, utilizando como base OpenMPT, ya que es un fork del mismo. Es multiplataforma y puede utilizarse tanto en Windows, como en Linux o Mac, o incluso en una Raspberry Pi.



Otro tracker multiplataforma digno de mención es Neetrk (2009). Está basado en Java, por lo que funciona en cualquier plataforma que la soporte.

Protrekkr (2011)
Protrekkr, anteriormente llamado NoiseTrekker, es un tracker que toma prestado su nombre del clásico NoiseTracker, llevando un entorno más actualizado de estos editores a sistemas Windows, Linux o Mac.




DefleMask (2011) Nos vamos acercando al final, esta vez con DefleMask, un tracker más específico que permite la creación de chiptunes clásicos en sistemas Windows, Linux o Mac. No tiene soporte de módulos tradicionales, sino que utiliza el formato DMF.




Sonant Live (2011)
Por último, Sonant Live es una implementación web de un tracker, que funciona vía web. Puedes importar, guardar, editar, reproducir o incluso exportar cualquier canción a través de su limitado pero funcional secuenciador. Más información del proyecto http://sonantlive.bitsnbites.eu/.



La mayoría de los trackers han evolucionado a sistemas más amplios como http://es.wikipedia.org/wiki/Virtual_Studio_Technology o secuenciadores profesionales, como SunVox (2008), Renoise (2002) o Jeskola Buzz.

EnMOD Archive puedes encontrar una gran colección de módulos, listos para descargar y reproducir (o editar). Por otra parte, en Keygen Music puedes encontrar los tradicionales chiptunes que se incluían en ciertas aplicaciones underground. Puedes utilizar los comentarios para aportar cualquier tema relacionado o tus recuerdos o comentarios sobre el mundo de los trackers.

Más información en: http://www.emezeta.com/articulos/trackers-componer-musica-por-ordenador
avatar
Alpinador
Miliciano

Mensajes : 19
Exp. : 15
Fecha de inscripción : 18/05/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Trackers: Componer música por ordenador

Mensaje  loderun el Mar 24 Jun 2014 - 2:29

impresionante recopilacion! no conocia nada de esto, pero la musica es un tema que me interesa y me interesa conocer programas de este tipo, pero mas modernos claro no los del commodore xDDD
eres una fuente de sabiduria alpinador!
avatar
loderun
Soldado Orco

Mensajes : 104
Exp. : 126
Fecha de inscripción : 07/12/2011
Edad : 38

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.